Viernes, 05 Junio 2020
BREAKING NEWS
Servir Honestamente

Servir Honestamente Destacado

Joven mexicano beneficiario de DACA es el nuevo abogado en Oklahoma City.

Oriundo de la Ciudad de México, Javier Hernández es el hijo mayor del matrimonio de Inés Hernández y José Gallegos. Sin duda este joven nos demuestra que no hay barreras que puedan detener nuestros sueños, y a pesar de la lucha y esfuerzo, logró hasta el momento, ser el primer beneficiario con DACA en obtener su título como abogado.

 “Recuerdo que me enfrenté a muchos obstáculos en la vida, por ejemplo que mis papás me tenía que ayudar a hacer mis tareas aún sin ellos saber el inglés. Siempre tengo en mi mente las palabras de mi mamá, diciéndome que la tarea y el estudio era lo primero y después podía jugar o hacer otras actividades. Así que, prácticamente siempre estaba enfocado en el estudio”, comentó Javier Hernández, quien aprovechó cada momento para dedicarse a estudiar y ser un buen estudiante, ya que comenta que era común, mirar a otros niños que no dedicaban tanto a dar lo mejor de ellos en sus estudios y quizás porque no tenían los consejos de sus padres. Algo que él valora ya que gracias a sus papás, encontró la motivación para seguir preparándose académicamente.

Javier es graduado de la preparatoria Dove Science Academy, en ese tiempo solo 6 alumnos se graduaron de este nivel. Después de esta etapa, este joven mexicano se enfrentaba a un panorama complicado, ya que como inmigrante no sabía el futuro que le esperaba y en ocasiones era incierto debido a que, su situación migratoria era un impedimento para lograr sus sueños.

“Empecé mi estudios superiores en la Universidad Cristiana Mid-America y fue difícil ya que no tenía la solvencia económica, y por lo tanto debía buscar la manera de obtener ingresos para comprar comida y proveer para los gastos educativos. Así que, encontré una oportunidad en la misma escuela y comencé a lavar platos”, mencionó el joven mexicano.

Fue hasta el 2012 cuando Javier Hernández, al igual que miles de jóvenes que llegaron a este país desde pequeños, reciben la gran noticia por parte de Barack Obama, quien en aquel tiempo era el presidente de los Estados Unidos. DACA llegaba justo a tiempo en la vida de Javier y las oportunidades empezaban a llegar.

“Cuando me enteré de DACA, fue algo grandioso que cambió mi vida y la de mi familia. Por primera vez tendría un permiso que me dio la oportunidad de trabajar y lograr mis metas. Una vía favorable para conseguir mis objetivos. Ya con la estabilidad que nos dio DACA, pude conseguir otro empleo e inclusive ya no lavaba platos en la escuela, ahora era tutor de matemáticas y ayudaba a los estudiantes a entender operaciones de cálculo, algebra, etc. Además mis maestros y mentores sabían de mi situación migratoria, por lo tanto, cuando se enteraron de que ya tenía mi permiso de trabajo se alegraron y nunca dejaron de apoyarme”, sentenció Javier Hernández.

Aunque la carrera de abogado no fue la primera opción para Javier, ya que, asegura que quería ser arquitecto. El destino y el hecho de haber trabajado para el despacho de abogados en Lambert D. Dunn & Associates, fue lo que al final lo motivo a decidirse, prepararme y estudiar la carrera de leyes.

“Recuerdo que hice el examen y me aceptaron en la escuela y a parte me dieron una beca para cubrir mis gastos y aunque con la duda si realmente quería hacer esto, las primeras semanas bastaron para darme cuenta de que era una profesión que podría desempeñar y que además me permitiría tener un gran impacto en la vida de otras personas”, mencionó el abogado.

Javier ​Hernández trabaja para el despacho de abogados Lambert D. Dunn & Associates, quienes cuentan con un 80 por ciento de clientes hispanos. En este momento este joven está trabajando en casos de inmigración y comenta que quiere ser la cara nueva y un abogado en el que las personas puedan confiar y sentirse satisfechos de que él hará lo posible para ayudarlos en sus casos.

“Mi intención siempre ha sido ayudar a las personas y sobre todo a mi comunidad hispana. Además de que entiendo muchas de las situaciones que se viven en nuestra sociedad y que nosotros como migrantes sufrimos. Por tal razón, creo que la honestidad, responsabilidad, confianza y dedicación, son valores que rigen mi vida”, añadió el abogado Javier Hernández.


Medios

Artículos relacionados (por etiqueta)

  • Permanece la Batalla

    "Este es mi hogar”, “Mi sueño no es ilegal”, “Defiendan DACA”, “Luchamos juntos”, eran los mensajes que expresaban en carteles y a voz alta, cientos de jóvenes que salieron en defensa y apoyo a DACA. Escuelas como Capitol Hill High School, US Grant High School, Southeast High School, Santa Fe HS, OSU y OU, formaron parte de esta protesta pacífica, la cual también fue apoyada por directivos, maestros y autoridades políticas locales.

    Marcella López, estudiante de Southeast High School, aseguró que ella apoya todo este tipo de movimientos, puesto que, amigos y familiares son beneficiarios de este programa y está consciente que juntos se puede lograr un cambio favorable para estos jóvenes, además de dejarles saber que no están solos en esta lucha.

    “Todos somos una familia, no solo una escuela. Si alguien tiene un problema, todos nos ayudamos sin importar que es. No todos somos criminales, la mayoría de la comunidad inmigrante vino a este país buscando un mejor futuro y necesitamos demostrar nuestro total apoyo”, manifestó Marcella López, quien además señaló que al crear leyes o poner obstáculos que perjudiquen a los “Dreamers”, también están dañando a toda la sociedad, puesto que muchos de estos jóvenes, son los futuros doctores, arquitectos, abogados, etc.

    En un comunicado de prensa el distrito escolar señaló: "OKCPS respeta y apoya los derechos de nuestros estudiantes de abogar por causas que son importantes para ellos y agradecemos la oportunidad de trabajar con cualquier estudiante o grupo de estudiantes para discutir formas apropiadas y creativas de hacerlo mientras están en la escuela".

    El Nacional de Oklahoma, estuvo presente durante la protesta realizada en la escuela secundaria Southeast, la cual cuenta con el 70 por ciento de estudiantes hispanos y donde muchos de ellos son beneficiarios del programa DACA. Pablo López, ex alumno de dicha escuela, en la actualidad es representante del grupo Southeast Soar(Club formado por estudiantes del último año escolar). Al preguntarle sobre su participación en esta protesta señaló que, es de suma importancia que todos los líderes manifiesten su apoyo a estos jóvenes, quienes lo único que desean es hacer un cambio positivo en su escuela y comunidad.

    “El propósito es que la comunidad inmigrante en Oklahoma vea que estamos aquí para apoyarlos. Ser indocumentado o tener DACA es una situación muy difícil, porque nos enfrentamos a problemas mayores. Muchos de los estudiantes tienen miedo, porque no saben que les espera en el futuro o cómo pagarán sus carreras universitarias. Por tal motivo, para nosotros como docentes, es importante darles la oportunidad de que den a conocer sus historias y que nuestros representantes políticos se den cuenta del daño que hacen al no crear o apoyar leyes que puedan beneficiar a los inmigrantes en los Estados Unidos”, señaló Pablo López, maestro de Southeast High School, quien también es beneficiario de DACA y gracias a este programa pudo estudiar una carrera universitaria y encontrar un trabajo.

    Como sabemos el día 12 de noviembre la Corte Suprema escuchó el caso DACA, y aunque por el momento no se sabe la decisión final, muchos beneficiarios manifiestan que la lucha no ha terminado y que es necesario que todos se comprometan a hacer presión a las autoridades, para que ellos puedan tomar la decisión justa para miles de jóvenes y sus familias.

  • Estudiantes manifiestan apoyo a beneficiarios DACA

    El día de hoy cientos de estudiantes de escuelas secundarias y universidades, dejaron sus salones de clases para levantar su voz a favor de los beneficiarios DACA, y manifestaron su inconformidad por la decisión del presidente Donald Trump de terminar con este programa, el cual ha beneficiado a miles de jóvenes en la nación. Como sabemos el 12 de noviembre jueces de la Corte Suprema atenderá el caso DACA, por lo que es preocupante no saber que pasará con el futuro de miles de jóvenes y sus familias.

    Escuelas como Capitol Hill High School, US Grant High School y Southeast High School, Santa Fe HS, OSU y OU, formaron parte de esta huelga. Marcella López, estudiante de Southeast High School, aseguró que ella apoya todo este tipo de movimientos, puesto que, amigos y familiares son beneficiarios de este programa y está consciente que juntos se puede lograr un cambio favorable para estos jóvenes, además de dejarles saber que no están solos en esta lucha.

    “Todos somos una familia, no solo una escuela. Si alguien tiene un problema, todos nos ayudamos sin importar que es. No todos somos criminales, la mayoría de la comunidad inmigrante vino a este país buscando un mejor futuro y necesitamos demostrar nuestro total apoyo”, manifestó Marcella López.

    En un comunicado de prensa el distrito escolar señaló: "OKCPS respeta y apoya los derechos de nuestros estudiantes a abogar por causas que son importantes para ellos y agradecemos la oportunidad de trabajar con cualquier estudiante o grupo de estudiantes para discutir formas apropiadas y creativas de hacerlo mientras están en la escuela".

    “El propósito es que la comunidad vea que estamos aquí para apoyarlos. El 70 por ciento de los estudiantes en esta escuela son hispanos y queremos darles la oportunidad de que den a conocer sus historias y que nuestros representantes políticos se den cuenta del daño que hacen al no crear o apoyar leyes que puedan beneficiar a los inmigrantes en los Estados Unidos”, señaló Pablo López, maestro de Southeast High School.

    Con esta protesta, jóvenes soñadores esperan que la Corte Suprema defienda DACA el próximo 12 de noviembre.

  • Rancho Solo Hay Uno

    Desde hace 22 años, este negocio familiar continua con esfuerzo y dedicación brindando el mejor servicio a sus clientes.

    Samantha Mendoza de Martínez, gerente de El Rancho Western Wear contó los inicios de la tienda y como este negocio sigue creciendo años tras años.

    “Comenzamos en 1997, desde abajo como todos y con los sueños de tener una tienda grande. Nuestros inicios fueron vendiendo ropa en los bazares de la calle “10” … era un local pequeño y de ahí poco a poco cada año fue creciendo”, comentó Samantha.

    Para la familia Mendoza, la idea o concepto de tener un negocio de venta de ropa, botas, y cinturones de vaqueros surgió por la falta de tiendas hispanas de este estilo (viejo oeste) en la ciudad de Oklahoma City.

    “Casi no había tiendas hispanas, estaban solo las americanas, pero no con estilo para los latinos. Es muy difícil encontrar a veces lo que le gusta al hispano, así fue como se nos ocurrió la idea de empezar traer ropa vaquero para nuestra comunidad”, expresó Samantha.

    El rápido crecimiento del Rancho Western Wear no se hizo esperar tras establecerse en el distrito La “29”. Samantha y su familia se dieron cuenta de gran impacto que estaban produciendo como comerciantes latinos para la comunidad.

    “Fue algo drástico, la gente comenzó a responder positivamente asistiendo al local. Nosotros aparte de todo lo que vendemos, nos enfocamos en ofrecer el mejor servicio posible, para nosotros es muy importante tratar bien al cliente, y que se vaya satisfecho”, aseguró Samantha Mendoza, quien a su vez considera que un servicio eficaz es la clave para que un negocio prospere.

    Para, El Rancho Western Wear es importante que sus clientes siempre tengan una sonrisa de oreja a oreja y se sientan como en casa.

    “Desde que el cliente llega a la tienda, queremos que se sientan bienvenidos, queremos hacerlos sentir cómodos con un trato amigable” comentó Samantha.

    Samantha y su familia siempre están al tanto en lo ultimo de la moda en vestimenta de vaquero. Para ellos, es primordial estar al día con lo nuevo ya que desean constantemente satisfacer las demandas de sus clientelas.

    “Siempre tratamos de tener lo que el cliente pide, siempre estamos actualizando cada vez que sale una novedad en vestimenta. Si el cliente desea algo en particular en ropa de vaquero, nosotros haremos lo posible de tenerlo aquí”, expresó Samantha.

    Desde botas hasta cinturones, como también camisas y sombreros para vaqueros, el Rancho Western Wear tiene una de las mejores gamas de productos para este mercado y solo se pueden encontrar en el distrito la calle “29”.

    “Tenemos varios estilos, tenemos estilos para todo tipo de cliente. Desde bota tipo clásica que es estilo chihuahua hasta botas estilo rodeo que son las cuadras, y también de los sombreros que son de estilo taco, lo cuales son los cerrados y los rodeos de copa alta. No solo tenemos todo tipo de estilo ropa vaquera, sino también para todas las edades”, comentó Samantha quien además expresó la importancia de las botas en la tienda.

    Los precios de las botas del Rancho Western Wear rondan entre $100 hasta $450. Al mismo tiempo dependen de su calidad y marca. Las marcas que puedes encontrar en la tienda son: Vaquero Bronco, Corral Boots, Ariat, Botas Justin, y Botas Cuadra. Debido a alta demanda de la clientela hispana por mas marca americana, la tienda también cuenta con playeras de vaquero, American Fighter, Cinch, Affliction y Wrangler. Las playeras rondan un precio desde $30 a $60.

    El distrito La “29” sin duda es un gran impulsor de los comercios hispanos para el desarrollo del distrito y su economía. Para el Rancho Western Wear, la ayuda del distrito a través de eventos les permite promover el negocio constantemente.

    “El evento anual del Día del niño, el distrito nos ayuda bastante para darnos a conocer mas. En este evento hacemos muchas promociones, y regalamos botas”, comentó Samantha que también realizan promociones para el día del padre, y en fechas navideñas.

    “Queremos que nuestros clientes y los que no son se enteren de nuestras ofertas y promociones, por eso los invito a que siempre chequen nuestras páginas de Facebook El Rancho Western Wear”, expresó Samantha.

    Para Samantha Mendoza de Martínez y su familia, ser comerciante hispano es de gran orgullo y felicidad ya que han sido una muestra de que todo con esfuerzo es posible.

    “Me siento muy orgullosa de seguir ese ejemplo de trabajo duro que viene de mis padres y abuelos. La verdad es que he aprendido bastante. Me gustaría ver a mis hijos cuando estén grandes continuar con el negocio para que siga creciendo más y más”, finalizó Samantha.

    El Rancho Western Wear se encuentra ubicado en la 833 SW 29th St, Oklahoma City, OK 73109. Sus horarios son de 9am a 10pm, de Lunes a Viernes.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Clasificados

Suscríbase gratis

Reciba mensualmente nuestro boletín por correo. Puede cancelar en cualquier momento