Martes, 12 Noviembre 2019
BREAKING NEWS
¡No más cruda!

Crudoolandia ofrece una variedad de comidas y bebidas exquisitas que te ayudarán con la resaca.

Entre carros llamativos y camionetas altas, las meseras van y vienen, con la agilidad de un malabarista que sostiene en cada mano micheladas grandes. Corren para satisfacer el hambre y la sed de los clientes que hacen fila en busca de los sabores únicos que contienen estos vasos. El clamato, el camarón, la carne seca, el limón, el chamoy, entre otros, se unen a la fiesta que se vive en cada sorbo y cada mordida de los productos de Crudoolandia. Es la parranda de la michelada… ¡Y qué michelada!

Los clientes, los cuales incluyen familias, son atraidos a este punto botanero no solo por una michelada clásica (clamato, limón y salsa) sino por la variedad. Hay micheladas enormes como “El Rey”. Es una michelada que domina al menú con 44oz onzas de líquido refrescante bajo una brocheta (llamada corona) de pepino y camarón. De la boca del vaso, que está escarchado con limón y tajín, sale una torre de carne seca (también conocida como cecina) que hace que el vaso se vea aún más grande. Esta bebida es un orgullo mexicano y un curacrudas incuestionable.

“El Rey” es una de más de doce variedades de micheladas disponibles en Crudoolandia. Los dueños de este negocio opinan, “Para qué clasificar tus antojos, si en Crudoolandia lo que sobran son opciones; ya sean aciditos, picositos, crujientes, helados, dulces o frutales. Tú eliges hasta dónde llevar al paladar”.

Nancy Soto Hallman, socio de esta empresa, compartió su historia de cómo inició este particular negocio familiar creado por la familia Soto Alvarado. "Comenzamos en mayo del 2012 con esta idea tan novedosa en nuestra ciudad. Es un negocio totalmente familiar atendido por sus propietarios. Fue una idea original de mi hermano quien nos invitó a mis padres, a mi esposo, y yo a formar parte," comentó Nancy, quien resaltó el emprendimiento de su hermano para arrancar el negocio. Crudoolandia es un negocio con mucha tradición familiar en donde cada miembro del equipo apoya en su éxito. Es de mucho orgullo hispano, ya que todo comenzó desde unos hermanos y sus padres para la conformación de las recetas que hacen que sus micheladas sean las mejores de Oklahoma.

“Recuerdo que aquellos días comenzamos a realizar las recetas. Estaba mi hermano y mis papás, y nos asegurábamos de preparar todo como queríamos, y esto ayudó bastante, ya que este negocio salió de nuestro estilo y familia”, expresó Nancy Soto Hallman.

El modus operandi de Crudoolondia puede considerarse muy distinto y al mismo tiempo original al de otros establecimientos de bebidas alcohólicas, ya que consiste en  un “drive thru” para ordenar la bebida o comida, sin bajarte del auto.

“Nos gustó desde el comienzo y desde siempre la idea de que el cliente llega y no se tiene que bajar de su vehículo, y ahí le atiende una persona que le ofrecerá todas las opciones que tenemos”, explicó Nancy Soto Hallman, que a pesar de la nueva ley de alcohol que tomó efecto el año pasado, Crudoolandia todavía vende cerveza de menor grado (3.2), puesto que el establecimiento también se asegura que el cliente maneje seguro.

Las micheledas en Crudoolandia sin duda son la especialidad de la casa y por ello cuentan con un toque muy creativo.
“Siempre tuvimos la idea de micheladas, y queríamos darle nombres con un concepto juguetón. Algunos de los nombres de las micheladas más populares del menú de Crudoolandia son “Chubidubi”, “La Golosa”, “EL Rey”, y “La Reina”, comentó Nancy Soto Hallman.

El menú de Crudoolandia como se menciona anteriormente cuenta con una variedad envidiable en sus productos ya que, una de las razones de su éxito es siempre innovar sus ideas, algo que ocurre desde sus inicios.

“Una anécdota que tenemos, es cuando sacábamos las recetas en la cocinita que tenemos aquí. Estábamos sacando recetas y pues todas nos sabían ricas. Cada micheladas que estábamos preparando con diferente formas e ideas, al punto que pasaba el tiempo y el mismo cliente nos demandaba cambios, que si un poco más grande, etc.”, comentó Nancy Soto Hallman, que gracias al apoyo de sus clientes, hace que Crudoolandia pueda satisfacer con facilidad las peticiones.

Este negocio familiar sigue creciendo en clientela gracias a sus creativos productos y su nombre, el cual es llamativo y original. Pero, ¿por qué Crudoolandia?

“Nuestro lema por así decirlo, ha sido la cura para la cruda y son remedios enfocados para aliviar la resaca. Por eso Crudoolandia es el mejor lugar para encontrar esto”, aseguró Nancy Soto Hallman.

Para la familia Soto Alvarado, contar con Crudoolandia no es solo una bendición sino también poder servirle a la comunidad latina del Distrito y la Calle 29, quienes siempre han apoyado el desarrollo económico a través de comercios hispanos.

“La verdad me he sentido muy bien estar aquí en la “29”, me da mucho orgullo porque la mayoría de los negocios que están aquí en la 29, además de que sus propietarios son hispanos y también son negocios familiares, y eso nos identifica,  ya que el 80% de mi familia está trabajando para el negocio. Hemos también conocido a otros negocios familiares  en este  mismo distrito, lo cual ayuda al crecimiento”, expresó Nancy Soto Hallman, quien también aseguró que tienen buenas relaciones con distintos comercios de la “29”.

Para Nancy Soto Hallman estar rodeados de otros negocios hispanos, los hace sentir bien y sobretodo orgullosos como comerciantes.

“Nos gusta y se siente bonito porque sabemos lo difícil que es tener un negocio como el nuestro, el cual prácticamente salió de la nada, pero que gracias a Dios ha tenido éxito”, comentó Nancy Soto Hallman.

Nancy junto a su familia, se sienten muy agradecidos con la comunidad del distrito, debido al acogimiento a este comercio. Para ella, la forma en que sus clientes disfrutan de Crudoolandia es única y especial.
“Estamos muy agradecidos como familia  que la gente nos ha recibido muy bien desde aquel viernes, 11 de mayo del 2012. Desde que abrimos las puertas de este local (Crudoolandia), la gente que ha estado viniendo se han convertido en clientes leales y nos han seguido desde entonces”, aseguró.

Para Nancy Soto Hallman, su familia y sus raíces son las que definen Crudoolandia y lo que ha permitido que siga creciendo por sus originales productos.

“Somos de Durango, México. Somos cien por ciento mexicanos, y el toque picante nunca puede faltar, tratamos de hacerlo así, con estilo Durangueño, pero también de otras partes de México”, finalizó Nancy Soto Hallman.

Para el 2019 y más allá, la Familia Soto Alvarado busca abrir más ubicaciones. De hecho para junio de este año, se espera la gran apertura de Crudoolandia en la calle 59 del sur de Oklahoma City (1130 SW 59th, entre Western y Pennsylvania). Y con el fin de mejorar cada vez más el negocio, se agregará la birria para llevar. Será un platillo exquisito que también ofrece características curativas para la cruda.


Medios

Visto 570 veces Modificado por última vez en Viernes, 07 Junio 2019 12:52
Valora este artículo
(1 Voto)

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Suscríbase gratis

Reciba mensualmente nuestro boletín por correo. Puede cancelar en cualquier momento