Jueves, 05 Diciembre 2019
BREAKING NEWS
Jueves, 13 Junio 2019 10:55

El valor de un padre

El amor por sus hijas ha hecho que Martín Maldonado siga superando momentos difíciles.

La historia del señor Martín Maldonado inició en la aldea de Chuicabal, Sibilia, Guatemala. Hijo de Marcelino Maldonado y Lucrecia De León (fallecida), quienes se dedicaban a la agricultura. Martín es el noveno de once hijos de este matrimonio. Desde muy pequeño fue enseñado por su padre a trabajar, ser honrado y humilde. A los 14 años de edad, el señor Martin Maldonado, decidió emigrar a los Estados Unidos, puesto que en su pueblo natal, la situación económica era difícil y quería emprender un nuevo camino para ayudar a sus padres de alguna u otra manera.

“Mi padre siempre ha sido un hombre responsable y trabajador. Nuestra vida fue difícil, ya que somos 11 hermanos y había ocasiones en las cuales mi padre no podía darnos las cosas que queríamos. Pero en todo momento él siempre hizo su mayor esfuerzo para proveer alimento a nuestro hogar y sacarnos adelante”, señaló el señor Martín Maldonado, quien asegura que el ejemplo que su padre le dio, fue fundamental para que aprendiera el valor de la familia y la responsabilidad que debe tener un papá.

“A los 17 años conocí al amor de mi vida, Clara J. De León Maldonado. Junto a ella formé una bella familia. Cuando tenía 19 años, nació mi primer y único hijo, el cual lamentablemente falleció a los 7 meses de edad debido a problemas cardíacos. Aunque fue un momento muy triste y quizás llegó el pensamiento de no querer más hijos, a los dos años del fallecimiento de nuestro primer bebé, Dios nos dio la bendición de tener a nuestra hija Jennifer y después tres niñas más. Amy, Deilin y Britney Maldonado”, comentó el señor Martín, quien añade que desde el primer momento que supo que sería papá, sintió mucha felicidad y a la vez una gran responsabilidad de mantener a su familia siempre unida.

Después de enfrentar la pérdida de su hijo mayor y pasar por un tiempo de recuperación emotiva, una dura experiencia llegaría a la vida de Don Martín. Hace casi tres años, su amada esposa se despidió de él y de sus hijas, dejando un gran vacío en sus corazones y un futuro incierto. Tras el fallecimiento de la señora Clara J. De León, la familia Maldonado tendría que continuar su vida y enfrentarse a una amarga y dolorosa realidad.

“Perder a mi esposa fue lo más triste que me ha pasado. Sentí que mi vida se derrumbaba y en ocasiones no tenía ganas de seguir viviendo. Pasé por depresión y me costaba aceptar que mi esposa ya no estaría a mi lado. Pero gracias a mi familia y amigos, quienes nunca dejaron de aconsejarme, pude salir adelante y ver por el bienestar de mis hijas. Trato de dar lo mejor como padre, ya que deseo que ellas logren cada meta que se propongan. Aunque quiero mencionar que no ha sido fácil, debido a que ahora tengo que hacer la labor de madre y padre, trabajo y formo parte de un grupo musical”, dijo emotivo Don Martin, quien aconseja a todas las personas que han perdido a sus parejas, que no se dejen vencer por la depresión o la tristeza sino que luchen para seguir adelante.

“Mi papá es mi vida y ha sido fundamental para lograr mis sueños. Cada día puedo aprender cosas buenas de él, por ejemplo me enseña a ser humilde, amable y a que nunca permita que las cosas tristes o malas que lleguen a mi vida, me detengan. Creo que como hijos debemos valorar cada esfuerzo que ellos hacen por nosotros, ya que muchas cosas de las que tenemos el privilegio de hacer, es gracias a que ellos dejaron su país.

Publicado en Oklahoma City
Jueves, 13 Junio 2019 10:24

Para Papá

Un platillo que lo deslumbrará en este día especial.

LOMO DE CERDO RELLENO DE MANZANA:

Ingredientes:
    ▪    1 1/4 kilos de lomo de cerdo
    ▪    3 piezas de manzana roja
    ▪    1 taza de ciruela pasa sin semilla
    ▪    1 taza de sidra de manzana
    ▪    1 taza de caldo de pollo
    ▪    1 cucharada sopera de fécula de maiz
    ▪    2 piezas de manzana verde
    ▪    1 cucharada de canela en polvo
    ▪    1 manojo de perejil azúcares al gusto
    ▪    aceites cantidad necesaria
    ▪    pendiente al gusto
    ▪    pimientas al gusto
    ▪    pan blanco

Preparación:
    1.    Picar las manzanas rojas en cuadritos y colocarlos en un tazón. Una vez las tengas cortadas colocar en la sartén con un poco de aceite. Dejar por unos minutos.
    2.    Cortar las ciruelas pasas por mitad e incorporar a la sartén de las manzanas, añadir sal, canela en polvo y pimienta para resaltar los sabores mezclamos todo bien y colocamos un poco de azúcar, luego cortar el perejil y pon un poco finamente picado. Dejar que se cocine.
    3.    Cortarle al lomo una capa delgada de aproximadamente 1 cm de grosor sin llegar hasta el final, luego, abrir y cortar para que quede una bolsita, sin llegar a romper ninguno de los extremos.
    4.    Cuando el relleno esté en el punto deseado, trasladar a la bolsita de la carne y cerrar a manera de que no se vea la mezcla, esto con ayuda de un cordel lo enrollamos y lo ubicamos en la fuente de horno previamente engrasado, recuerde sazonar con sal y pimienta. Llevar a hornear a 390°F por aproximadamente 40 minutos a una hora.
    5.    Para la salsa: Cortar en gajos las manzanas verdes y agregar a la sartén, salpimentar al gusto, también añadir más canela en polvo y unas 4 cucharadas de azúcar. Asimismo incorporar el caldo de pollo, la fécula de maíz disuelta en la sidra de manzana para que nos espese bien. Dejar hasta que llegue a un hervor y reservar.
    6.    Sacar del horno el lomo de cerdo ya bien horneado y retirar el cordel, cortar en rebanadas y servir junto a la salsa de manzanas.

LOMO DE CERDO CON CIRUELAS:

Ingredientes:
    •    2 kilos de lomo de cerdo
    •    1/4 de taza de limón
    •    1 pizca de hierba finas
    •    2 cucharaditas de cebolla rallada
    •    1 taza de cerveza
    •    1 pan bolillo
    •    2 cucharaditas de mostaza
    •    3 cucharaditas de miel
    •    3 cucharaditas de salsa de soya
    •    2 tazas de manzana picadas
    •    1 taza de ciruela pasa sin semilla
    •    1 taza de nuez
    •    pimienta y sal al gusto
    •    3 cucharadas de aceite
    •    1 taza de leche
    •    1 cucharada de vino blanco
    •    2 cucharadas de crema

Preparación:
    1.    Precaliente el horno a 600°F.
    2.    Limpie el lomo de cerdo con agua fría tratando de quitar la grasa cuidadosamente.
    3.    Corte a lo largo hasta formar una sabana plana.
    4.    Refriegue la carne con una mezcla hecha con limón, sal, pimienta, hierbas, cebolla rallada, 1 cucharadita de aceite y una taza de cerveza.
    5.    Deje marinar la carne estos ingredientes por lo menos una hora.
    6.    Para hacer el relleno remoje el pan en una taza de leche tibia y agregue la miel, mostaza, y salsa soya. Agregue las manzanas, las ciruelas pasas y nueces.
    7.    Ponga el relleno en el centro del lomito y amárrelo como rollo.
    8.    Póngalo en un refractario y cúbralo con los jugos del marinado, tape con papel aluminio y métalo al horno por una hora y media.
    9.    Al sacar del horno use los jugos de la carne con una cucharada de vino blanco y 2 cucharadas de crema para hacer una salsa acompañante.
    10.    Deje la carne 15 minutos fuera del horno y corte antes de emplatar.

Publicado en Recetas
Jueves, 13 Junio 2019 10:20

Un buen padre…

La paternidad es el trabajo más antiguo del mundo, la vocación con más retos y probablemente con el sueldo más bajo. Una labor que nunca termina. Ser padre es sin duda el rol, más difícil y más importante que una persona pueda tener. El amor, generosidad, paciencia y la protección de un padre, aunado con la capacidad de perdón incesante, así como el entendimiento profundo de los valores y las necesidades individuales de cada hijo, hacen que cada padre pueda y sepa servir de guía y de ejemplo para que sus hijos sean buenos seres humanos.

Un buen padre es una persona satisfecha y agradecida con la vida que sabe valorar y puede compartir lo que tiene. Es la persona que sabe reconocer las fortalezas y las debilidades de sus hijos. Entiende lo que ellos necesitan para que puedan crecer como seres independientes, seguros y estar contentos.

Un buen padre, tiene una relación única con sus hijos, no es la persona perfecta e infalible que nunca se equivoca o que sabe más que los demás. Ni siquiera se trata de una persona que da todo lo que sus hijos le piden. De hecho, hay ocasiones en las que ni siquiera les puede dar lo que necesitan y sin embargo, puede seguir siendo un padre extraordinario.

Ser un buen padre, se refiere a la calidad de la relación que se crea entre padre e hijo, tiene que ver con tiempo y la atención que le dedica a sus hijos.

Un buen padre, es una persona que está presente en cada momento de la vida. No necesita ser millonario, o tener títulos universitarios, ni siquiera se refiere a ser una persona exitosa o ser un visionario emprendedor que tenga grandes negocios.

Para ser un buen padre, se necesita tener tiempo y quererlo compartir con sus hijos, tener la capacidad de entender a sus seres queridos, con el fin de poderlos guiar y ayudarlos a que ellos conviertan en personas responsables e independientes y puedan encontrar su propia felicidad.

Ser un buen padre es ser la mejor versión de uno mismo con el fin de vivir en paz y armonía con la vida. Es tener la tranquilidad de saber que los hijos tienen un buen ejemplo, ya que ellos procuran ser la mejor versión de sí mismos.

Ser un buen padre, es ser una persona que deja una huella y un legado en este mundo.
Por tal razón, a todos aquellos buenos padres, queremos desearles un gran día. Que disfruten en compañía de todos sus hijos y asimismo agradecerles su dedicación, esfuerzo, tiempo  y consejos, ya que gracias a ellos se forman mejores individuos en nuestra sociedad.

Publicado en Opinion

Suscríbase gratis

Reciba mensualmente nuestro boletín por correo. Puede cancelar en cualquier momento